1/2/07

los retratos de fayum* por john berger


"la mirada pintada está totalmente concentrada en la vida que se sabe que se
perderá algún día"


"imágenes de hombres y mujeres que no hacen llamamiento alguno, que no
piden nada, declaran que están vivas, como lo está quién las esté
mirando"


* fayum es la zona, los retratos son los más antiguos que se conocen, eran dibujos funerarios destinados al ajuar del muerto, John Berger dedica un ensayo a su análisis de "el tamaño de una bolsa" (Taurus 2004)

5 comentarios:

juligrecco dijo...

así que también tenés un blog! haaaaayyyyy cómo se hace para conocer tanto? es demasiada información para mí!!
ví las fotos, leí algunos textos,
muy lindo fon, como todos tus espacios!
pero los tuyos, como los de tantos otros (incluyendo los míos) se me escapan de los ojos!
(qué difícil es entender las letras de verificación)

Anónimo dijo...

Se parecen muchísimo (bah, no sé si no son los mismos) a un matrimonio de Pompeya que también está retratado en un mosaico... En el caso de ellos, tienen la emotividad agregada de que todos sabemos lo que pasó con Pompeya...

Besos.

·panquesopan · dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
·panquesopan · dijo...

aha, en realidad es raro, porque los retratos de fayum se los hacian a gente para que se lleve al nicho de muerte con uno, a asbiendas de eso, en el caso de Pompeya, si hablamos de las expresiones encarnadas en la lava, deben ser con facciones de desesperacion y si fueron retratados antes, por el contario, aunque así ya no tendrian que ver con la muerte porque los hab. de Pompeya no sabían lo que iba a pasar, no? pregunto

juligrecco dijo...

fon, te firmo acá porque donde quiero no puedo!
qué lindo fue tu paso por el taller, los chicos preguntaron por vos el sábado pasado. e inés y male se asombraron de que exista un lugar llamado buratovich, "pero, por qué se llama así?" insistían. bruno, por supuesto, sabía el origen del apellido. igual eso no les respondió mucho a las cara de chancho, asombradas de que exista esa palabra.