15/8/10

*






" Un hombre cuenta sus historias tantas veces que al final él mismo se convierte en esas historias. Siguen viviendo cuando él ya no está. De esta forma, el hombre se hace inmortal"
Big Fish (El gran pez). 2003.





Siempre que tarareo un tanguito desafinado
vienen las comidas
bajo el Gualeguay
contando pelotitas moradas
que no caian del cielo, me enteré más tarde
caían de los propios árboles
y a veces sobre el fuego,
haciendo un crujidito lindo.
Andar a toda marcha en el cuero pelado
de un caballo viejo
y saquear el parral
para que haya postre.

Que quede algo en claro:
no me interesa saber
si existió algún día
ese magno cantor famoso de otros tiempos
por el que guardabas un peine
diminuto en la guantera
para ondular a semejanza tu bigote:
cual Edward Bloom de pueblo chico,
se borrarán estos últimos años de padecimiento
y se divulgará la historia real.




1 comentario:

C dijo...

saquear un parral de noche, para un postre re suculento.
qué lindo, qué lindo el gaucho
beso