10/3/09

bienvenida a Nuececita, recién llegada del hermoso jardín de Carolina








Espero a que termine el verano
y te arrojes,
Nuececita
casi desde el pináculo
en un deslíz.
Así te espero deseando,
se rasgue tu abrigo,
y en la pronta herida
despereces
tu cerebro corazón

3 comentarios:

Marie dijo...

que afortunada la nuececita
pensar y sentir como la misma cosa,
en el mismo lugar de la anatomía dorada.

un beso enorme, Fonfis.

chivilboy dijo...

muy lindo.
saludos.

alfonsina dijo...

Gracias Marie y Chivilboy
tanto piropo le hace bien al corazón del blog :)